martes, 30 de septiembre de 2008

Tarea cumplida - Claudia Cortalezzi



Arthur Conan Doyle lo había logrado: con la fama que había alcanzado su personaje, no sólo podía vivir sin sobresaltos hasta el día de su muerte, sino que su nombre pasaría a la historia. Le había costado sus buenas horas de sueño, y hasta había llegado a sentir que el investigador le estaba gastando la mente, pero todo el mundo lo recordaría a él como el gran creador de Sherlock Homes.

Cien años después todavía era leído en los colegios:
—¿Trajo la tarea? —dijo el maestro.
—Sí, señor.
—Entonces sabe de quién estamos hablando.
—¿Que quién es Sherlock Holmes? Claro que lo sé. ¡El detective más famoso de la literatura!
—Bien. Y, ¿quién lo escribió?
—¡Ah! De eso no tengo ni idea, creo que es anónimo.

Ilustración: Salvador Dalí
Ver biografía en Heliconia

1 comentario:

Angela dijo...

Muito bom! Acho que é mesmo assim que se fica eterno. Quando se é esquecido!