sábado, 8 de enero de 2011

Despertar - Miguel Dorelo


Esta mañana me desperté convertido en escarabajo y por el rabillo de uno de mis ojos alcancé a vislumbrar al dinosaurio que desparramado sobre la alfombra jugaba con unos zapatitos de bebé sin usar.
—Debo dejar de leer tanta literatura conjetural antes de acostarme —reflexioné antes de darme vuelta y volver a dormirme.

Miguel Dorelo

2 comentarios:

El Titán dijo...

si y es mala combinación mezclarlo con ácido de escarabajo escandinavo...

Salemo dijo...

Últimamente confundo realidad y ficción cada vez más seguido. la explicación bien puede estar en eso que decís.