viernes, 25 de marzo de 2011

Espíritus extraños - Daniel Frini


Ya me pasó otras veces. Miro en el espejo del zaguán de la vieja casona, y la veo allí. Giro la cabeza hacia el rincón, y está vacío. De madrugada suele despertarme su “ñac-ñac” y ya no puedo dormir en toda la noche.
¿Cómo se deshace uno del fantasma de la vieja mecedora de madera y mimbre que perteneció a mi padre, a la que se le rompió una pata y fue quemada con la basura una tarde de invierno de mil novecientos setenta y dos?

Sobre el autor: Daniel Frini

2 comentarios:

El Titán dijo...

Qué bárbaro! ahora sí estamos jodidos, si las cosas pueden llegar a ser almas y espíritus variopintos!
Excelente Frini...

Javi dijo...

Maravilloso, Dani.