jueves, 12 de abril de 2012

Cuento de grafito – Carmen Courtaux & Sergio Gaut vel Hartman


—Me vendría bien encontrar mis lápices perdidos —dice la escritora—. Cada vez que se me ocurre una idea, no encuentro uno a mano. Y luego la idea, tan efímera, se va volando...
—A mí me pasa exactamente lo contrario —replica el profesor Alzheimer—. Tengo millones de lápices, pero no sé para qué usarlos. Sus ideas, efímeras, llegan a mis manos y no las reconozco como tales; las trato como si fueran intrusos, invasores extraterrestres, y las echo a patadas. ¿Quiere mis lápices? Se los regalo.
—No sé qué decirle. ¿Lo suyo no es contagioso?

Acerca de los autores: Sergio Gaut y Carmen Courtaux

2 comentarios:

Azurness dijo...

Bonito relato, breve pero intenso, con mucha razón. Muchas veces olvidamos escribir cosas y luego no nos acordamos, y otras tantas la inspiración no aparece.

Un abrazo

Cristi@n C@no dijo...

Que charla intensa; como un chocolate.