martes, 12 de febrero de 2013

Una mañana cualquiera - José Luis Velarde


Abre los ojos sin saber quién es.
Amodorrado gira el cuello en torno de la habitación inundada por el sol. Se levanta incierto y atisba entre los dedos temblorosos hasta descubrir una cortina gruesa junto a la ventana. La cierra y la penumbra le ofrece alivio.
Avanza hasta el baño sobre piernas inestables.
Bebe usando las manos como cuenco. Orina y entre los desechos el alcohol refrenda la resaca contumaz.
Aún es irreconocible.
En el subconsciente desfilan sus rostros.
Despierta al encontrar la imagen con la que más se identifica.
Enseguida, el espejo muestra el rostro verdadero.
El hombre retrocede confundido y cierra los ojos sin saber quién es.
Intenta dormir, pero la decepción avanza.


Acerca del autor:  José Luis Velarde

2 comentarios:

chely dijo...

Me pegò duro
Excelente Josè Luis

Maestro dijo...

Muchas gracias Chely.
De verdad.