jueves, 11 de junio de 2015

Sin música – Luciano Doti


Hacía ya un tiempo que el pianista estaba deprimido. Había estudiado para ser concertista, no para tocar las teclas de ese vetusto piano en un salón de Virginia City. Ese día, terminó un réquiem que venía componiendo para su propia muerte. La jornada siguió muy bien, ya que por la tarde conoció a una joven que no era indiferente a la música que brotaba de su instrumento. Sin embargo, por la noche supo que la chica tenía pretendiente; uno de esos bandidos que abundaban en el lejano oeste. Se enteró de tan desafortunada situación de la peor manera: cuando ellos estaban en pleno galanteo junto al piano y el bandido recién ingresado al salón le pidió que se diera vuelta, para no hacer por la espalda lo que acostumbraba realizar de frente.
La sangre salpicó la partitura de su réquiem dejándola ilegible.

Acerca del autor: Luciano Doti

Hongos al pil-pil - María Ester Correa Dutari


Luego de que siete mares surcaran las acequias; luego de que siete días, siete noches, siete lunas, lloviera, lloviera, lloviera, al filo del séptimo día dejó de llover de forma mágica. Entonces, comenzaron a florecer hongos de todos los tamaños y colores, por doquier. Como es época de cuidar los bolsillos rotos, y las esperanzas truncas, salí con el cuchillo de carnicero y comencé a cosecharlos, y ahora me voy a hacer una ricos champiñones salteados al pil, pil!!!!

Acerca de la autora: María Ester Correa Dutari

Regio - Sergio Fabián Salinas Sixtos


En la corte de los percebes, gobiernan dos reyezuelos (gemelos); hombres letrados los educan en filosofía y arte. Ingenieros espaciales los adiestran en las leyes del éter y los principios de los mecanismos de movimiento perpetuo. Los reyezuelos gobiernan con tesón, imparten justicia y hacen prosperar al reino.
Un día, uno de ellos enloquece y cegado por la sinrazón apuñala a su hermano. Las leyes son claras, el regicidio se castiga con la muerte. El monarca chalado da un golpe de estado y se depone él mismo. Ya no es el soberano, ahora es sólo un mercenario al servicio de oscuros propósitos. La anarquía domina el feudo. Una señal divina muestra el camino de la redención al pueblo: entre pompas y fanfarreas los súbditos coronan al rey loco.

Acerca del autor: Sergio Fabián Salinas Sixtos

domingo, 31 de mayo de 2015

En la isla de Horacio - Roberto Yamakata


El mensajero del correo privado le pregunto al surubí. El surubí lo envió con el yacaré, quien le sugirió preguntase a tres hombres que estaban sentados en un banco amacándose. Los tres hombres extraños lo enviaron a un botero que estaba herido y lo transportó a la isla de Horacio. 
Era Horacio Quiroga que había encargado vino y queso. En la isla gozaba de eterna juventud, pero no podia abandonarla jamás. El mensajero lo vio sentado de espaldas, pescando frente al río. Horacio, sin volverse, le indicó que dejase el pedido, y el mensajero se fue por donde vino, pensativo.

Acerca del autor: Roberto Yamakata

Periferias - Paula Duncan


Sentada mirando la TV, sin verla demasiado, solo utilizando el tiempo muerto entre una cosa y otra, y en mi eterna costumbre de mirar periferias y no centros, descubro que la puerta ventana que da al patio, donde ya duermen mis duendes con zapatillas de cascabeles, se ha convertido en un espejo, y al tener reflejo veo que el espacio se ha desdoblado, y ahora tengo dos estancias casi iguales: una en la que estoy yo con mesa sillas y los gatos durmiendo amuchados por la fresca brisa nocturna, y otra, con mesa sillas y otro ordenamiento espacial, donde yo no estoy; todo esto ha conseguido ponerme en un estado ideal de no-normalidad. 
¡Por fin! estaba entrando en un estado demasiado real de invisibilidad, ahora puedo salir a pasear por planos paralelos con la seguridad en mi mirada y disfrutando. 

Acerca de la autora: Paula Duncan 

El cuentista - Daniel Campodónico


Tierra llamando a Cuentista, Tierra llamando a Cuentista... Responda Cuentista.
Aquí Cuentista intentando alunizar, adelante Tierra.
¿Pero qué hace, Cuentista? Regrese de inmediato.
¿Qué pasa Tierra...? Estoy en maniobra complicada.   
Regrese de inmediato, Cuentista, que usted se olvidó de la nave.

Acerca del autor: Daniel Campodónico

miércoles, 20 de mayo de 2015

El actor - Raquel Barbieri


Desde sus ojos rojos sostenidos por pedúnculos que parecían no resistir más el peso de esa mirada, observaba al público que embelesado y temeroso no sabía si el color de esos ojos era producto de la luz teatral o un efecto de caracterización. El personaje tomó un libro y leyó en voz alta el acertijo. Cerró las tapas con furia e hizo mutis por el foro atravesando un vidrio sin siquiera dejar un rasguño.

Acerca de la autora: Raquel Barbieri

Imagen: "El holandés errante", obra de la misma autora.

jueves, 14 de mayo de 2015

El retrato de Oscar W. - Claudia Isabel Lonfat


El retrato estaba terminado. Tenía cierto desorden en la proporción de los rasgos, es decir, los ojos más juntos, la nariz más pequeña, los labios más delgados, aunque en conjunto, no existía duda que se trataba de Oscar W.
Después de treinta años, cuando de a poco se fue convirtiendo en ratón, se dio cuenta de que debería haber sido más preciso con las proporciones.

Acerca de la autora: Claudia Isabel Lonfat