martes, 8 de mayo de 2012

Accidente cerebral - Albin Lainez


Cuando abrió los ojos estaba en un sanatorio. Manos y pies sujetos a la baranda de la litera por fuertes correas de cuero.  Los médicos, que lo observaban en círculo, hablaban entre sí con un idioma incomprensible. Intentó pedir agua, forzando su garganta devastada por sed y silencios.
Alarmado, se oyó croar.

Acerca del autor: Albin Lainez

3 comentarios:

Paula Cruz dijo...

Muy buen micro relato, me gustó tu estilo. Te sigo. Besos al alma.

Ana dijo...

Me imaginé en esa situación. Debe ser terrible. No sé si preferiría no huber despertado nunca, o despertar en un charco de ranas...

Buenísimo micro! Me encantó.

Un abrazo!

Albin Arlane dijo...

gracias cumpas, me alegra que sea de su agrado. Abrazos