viernes, 21 de septiembre de 2012

Ángel o demonio - David Moreno


Todos los días durante un minuto pienso en la posibilidad de cambiar y ser bueno. Es un minuto donde a un lado de mi, habla susurrándome al oído un ángel y a otro lado, el demonio que llevo dentro, no se deja convencer y acaba convirtiendo esta debilidad en pasajera. Más que fugaz cuando mi suegra dice que va a venir de nuevo a casa a comer. Entonces vuelco todo el bote de pimienta sobre el plato guardado especialmente para ella. ¡Se va a enterar!


Tomado de No Comments
Sobre el autor: David Moreno

2 comentarios:

Albada dijo...

Todos los días tienen ese minuto en que ángel y demonio se deslizan corajes para actuar.
En el caso de llegada de suegra,según y cómo, no había discusión sobre el ganador.
Muy cómico.

Un saludo

Susana Camps dijo...

A tener en cuenta que las suegras son como los gatos, olfatean el veneno...
Muy divertido.
Abrazos