lunes, 17 de septiembre de 2012

Náufrago - David Moreno


Johnny no para. Johnny no duerme. Johnny se enoja. Johnny golpea. Johnny sale. Johnny busca. Johnny compra. Johnny suda. Johnny se sienta. Johnny organiza. Johnny tiembla. Johnny se dedica. Johnny mezcla. Johnny disuelve. Johnny apunta. Johnny aprieta. Johnny cierra los ojos. Johnny inyecta y, en segundos, sube, sube y sube. Sube tan alto que desde allá ignora todavía que el Paseo de la Vida ha llegado a su fin. De manera súbita. Para siempre. Johnny, adiós Johnny. Pobre Johnny.

Tomado de MicroSeñales de Humo
Acerca del autor: David Moreno

2 comentarios:

Iván Teruel dijo...

Es un texto que, en expresión que leí una vez a alguien, "inyecta adrenalina". Ritmo vertiginoso para cerrar una vida vertiginosa. Y al final, un pespunte de nostalgia y ternura para compadecer al pobre Johnny.

Lo leí en el blog del autor en su día y no dejé constancia de lo que me llegó a gustar. Lo hago aquí: me parece un texto bueno bueno. Buenísimo, diría.

Abrazos al autor y al administrador del blog por traerlo.

David Moreno (No Comments) dijo...

Gracias Iván. Comentarios de tu nivel son un lujo. Y si te gustó mejor.
Un abrazo.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin