domingo, 12 de septiembre de 2010

Monstruo 1- Lilian Elphick


Tiene dos ojos, una nariz aguileña y delgados labios. Cuando aparece en el sueño, es él el que corre despavorido y soy yo la que tiene la llave en la mano. Él trata de abrir la puerta, mientras yo lo arrincono y le pongo la cadena al cuello. Lo llevo al sótano y ahí lo encierro. Antes de despertar, le grito: No digas que no te lo advertí.

2 comentarios:

Patricia dijo...

¡Bravo!

Ceci dijo...

Como mola ser el malo del sueño,jeje muy bueno!