jueves, 4 de julio de 2013

Una palabra casi olvidada – Sergio Gaut vel Hartman


—¿Qué es el tragacanto y por qué se importa de Persia? —pregunta, malicioso, el señor Gomina.
—¿Un pájaro que canta para dentro y para escucharlo hay que acercar la oreja a la panza? —Rogelio sabe que el tragacanto es una goma que se extrae del astrágalus, pero no piensa darle el gusto a su mentor, un viejo masoquista que se ha quedado calvo.
—¡Adónde vamos a ir con burros como tú, niño!
—¿A Persia? —proclama el estudiante—. Podríamos conseguir un fijador perfumado con el que usted podría peinarse con raya al medio, profesor.