sábado, 27 de abril de 2013

Caos. Los dragones despistados del sexto piso, cuarta dimensión a la derecha - Raquel Sequeiro



Nada hay que me de más asco que los ascensores, ni más miedo que las escaleras, ni más pánico que volar. El acueducto queda como a tres mil millas sobre el océano, mi casa es un hervidero de moscas, los ampulosos gritos de mis vecinos me desconcentran, veo la trompa de un elefante asomándose por la puerta, cierro de golpe, y así, de una trompada, comienzo la sinfonía do de re en sol mayor decano primero al cubo cuadrado. En mi planeta lo hacemos así, en los demás el sexo es otra historia. Primero seducen, luego dejan caer alguna lágrima, pomposamente se entregan flores. Ya me derrito entre los burbujones de lluvia y me convierto en soporífero charco, me condenso, y de nube subo al cielo de Los Informes, dragones colosales de diez cabezas. Sólo diez, porque tantos cerebros juntos conforman una desordenada égloga.



Acerca de la autora:  Raquel Sequeiro

1 comentario:

Carlos de la Parra dijo...

Permanezco eglogado después de leer ésto.