sábado, 27 de abril de 2013

Sentada - Cristian Cano



Me duelen los huesos. Cada vez que pienso en escribir, las piernas me duelen antes de siquiera sentarme. Pero no importa. Me siento. Busco el mismo lugar de siempre y cuando, no conforme con lo que quiero, termino por buscar un sitio diferente, trato de que la esfera sea perfecta. Sí, me expresé bien. La esfera. Cuando nos proponemos ser dueños de todo, ésta nos priva de las percepciones (no escribo realidad, porque no viene al caso) y de tantas maneras necesarias que terminamos por dejar de lado. Por divina gracia, debo otorgar que dentro de este ensimismamiento, los dolores no son dolores y los remordimientos cambian su forma.


Acerca del autor:  Cristian Cano

2 comentarios:

Carlos de la Parra dijo...

Recientes teorías indican que pensarse rodeado de una esfera lleva por buen camino.
Ojalá se obtengan más resultados en éste campo y lleguemos a entender en que consiste un buen camino y si no nos están vendiendo caviar de perro.

Cristian Cano dijo...

Muy buen punto de vista, Carlos. Ahora recuerdo a los egipcios, ellos le hacían un círculo a todas las cosas que querían proteger. Lo recuerdo de las escrituras que tenían.

Saludos.