miércoles, 18 de diciembre de 2013

Delirios extrafalarios - Raquel Sequeiro


Se sentó en el borde de la acera, se estiró las orejas, se lamió un par de veces la herida de la pata. No sé si era un perro o un hombre. Cuando llegué de la luna vi tantas cosas raras acá abajo que me decidí a correr y volver a mi nave. Yo podía ser un perro verde, pero nunca descansaba en las aceras como si tal cosa.

Sobre la autora:
Raquel Sequeiro