sábado, 10 de agosto de 2013

El escrutador - Liliana Ruiz


Son las 8:25: ha culminado el tiempo límite y los lentes grandes, nariz puntiaguda y sillón del escrutador esperan paciente a que llegue el mensaje. Una tarde tibia, café a la mano y un cigarrillo. Todo va bien y llega a tiempo el mensaje.
Él lo mira de arriba a abajo, lo escruta, escarba y menea. Mira hacia arriba y a hacia abajo, se sienta, levanta y lee. Camina un paso o dos, consternado, mientras deja la hoja detrás: ya no la necesita, ha leído el mensaje: “No eres más que el personaje de este cuento: te llamas el escrutador”.

Acerca de la autora:
Liliana Ruiz