sábado, 24 de agosto de 2013

Terna de Real, Imaginario, Simbólico con aire gastronómico – Héctor Ranea


—Mire K, mejor sería que viniera menos simbólico. Metamorfosearse escarabajo o cucaracha siendo grajo, me parece una representación banal de lo real si no fuera porque es ambiguo.
—¿En qué sentido? —dijo K, dándose vuelta como pudo.
—Sabe a qué me refiero, no se haga el sota. Usted banaliza todo. Hoy dice que es Samsa que se metamorfoseó en no sabe qué bicho raro y busca doble sentido en mis frases. Tiene que proyectar más lo real que lo imaginario en lo que habla. ¡Al menos conmigo!
—Así me siento más real que nunca.
—No lo dudo. Cada forma de vida encuentra lo real en lo que aspira a ser.
—Hablando de aspirar, sus palabras de seminario abrieron mi apetito.
Por cómo se comió al psicoanalista se diría que, más que escarabajo era cucaracha, pero quién sabe dónde están la realidad y lo real. Menos en este cuento.

Sobre el autor: Héctor Ranea