sábado, 11 de mayo de 2013

Aviso atrasado - Jorge Ramos Cabezas




Hoy ha venido a las puertas del caserón un hombre disfrazado de mi abuelo, con las mismas ropas, medallas, anillos y demás afeites con que fuera retratado el día de su muerte. Lo más extraño del hecho es el brevísimo diálogo que sostuvimos.
—Te vas a morir el 7 de diciembre de 1949 —me dijo aquel sujeto, mirándome gravemente a los ojos.
—¿Cómo? Pero eso es imposible, estamos en el año 2011.
—Eso es lo que tú crees —respondió, impertérrito.


Publicado originalmente en Fix100. Revista hispanoamericana de ficción breve. Nº 3, abril de 2012

Sobre el autor: Jorge Ramos Cabezas