miércoles, 29 de mayo de 2013

El examen – Héctor Ranea



Mi cuerpo me ha interpelado otra vez a través de mi salud. Ahora se trata de otra cuestión relacionada con el corazón, parece que no marca el paso o algo así. Esto no tiene fin. Mi médico me dijo:
—¡Qué quiere que le diga, don Héctor! Su salud se vino abajo en estos tres meses. Muy abajo. La presión se fue para arriba, pero eso significa que usted está todo para abajo. La función renal y la hepática están mal, muy abajo todo. Mal, mal.
—¿Tan abajo se vino todo? ¡Si estaba bien hace tres meses, Doc!
—Como será que se vino abajo que yo me morí hace dos meses y el diablo me puso de control de ingreso al infierno. Con eso le digo todo.
—¡Cómo dice!
—Lo que escuchó. Pero no se aflija, usted está tan mal que no sé si le doy la admisión.


Acerca del autor:
Héctor Ranea