miércoles, 30 de octubre de 2013

C.A.D - Silvia Milos


Los C.A.D. (Con Ácido Desoxirribonucleico) habían sido un éxito. La gente los compró apenas los C.A.T. (Científicos Académicos Terrestres) opinaron que eran confiables. Mediante un trámite en la Central Dos, los entregaban totalmente envueltos por un Dron. Una vez que se ponían a punto mediante un chip, eran inmediatamente puestos a trabajar. El gen recombinante que tenían, los convertía en prototipos súper eficientes. Podían hacer de todo.
El problema surgió cuando descubrieron que por ser dependientes de un intrincado proceso de proteínas, se les agotaba la carga. Pero eso también lo tenían resuelto, un mecanismo de propiocepción les permitía saberlo antes de que eso pasara. Entonces, tan obvio como todo lo era en esos robots: lo obtenían de sus propios dueños.
Corrijo: el modelo C.A.D. podría haber sido un éxito.

Sobre la autora:  Silvia C. Milos