lunes, 7 de octubre de 2013

Retroactivo - Sergio Gaut vel Hartman


Maquinaldo Tempone no inventó el DTC (Dispositivo de Traslación Cronoléptica) para encarar un frívolo experimento literario. Es un hombre ético y preocupado por la justicia. Así que elige el primero de los 17.800.000 resultados de "ponerse" obtenidos gracias a Google —que como cualquiera que lo desee puede comprobar es “cómo ponerse un condón”—, convierte el texto en un elástico casi infinito y retrocede, como en el juego de la oca, a la primera palabra del resultado, que es “cierta”. Fortalecido por la certeza, Maquinaldo se enrolla en el condón y va a parar a la China en el mismo momento en que el emperador Chen-Nung descubre el té. El emperador no se sorprende en absoluto por la intempestiva aparición de Maquinaldo Tempone y le ofrece una taza. Maquinaldo acepta. Beben mucho té. A las siete Maquinaldo corta el condón y regresa al presente.

Acerca del autor: