jueves, 17 de octubre de 2013

Desastres Temporales - Virginia Cortés


A – Es todo muy interesante, pero si me disculpa usted, debo retirarme; la naturaleza llama…
B – Ah, claro. Desea usted ir al toilette, por supuesto.
A – Su apreciación es correcta.
B – Bien. ¿Y si no lo disculpo?
A – Tendré que insistir y convencerlo a través de la dialéctica. No sólo es un gran recurso sino que yo estoy, además, muy versado en la materia. Nos va a demorar un par de horas, tal vez, y le aseguro que usted me terminará disculpando.
B – Comprendo. Lo disculpo inmediatamente entonces ya que tengo un compromiso horario ineludible.
A – ¿Con la naturaleza?
Risa forzada del caballero B.

Sobre la autora: Virginia Cortés