martes, 4 de junio de 2013

Desastres Tecnorgánicos - Virginia Cortés



A – Es todo muy interesante, pero si me disculpa usted, debo retirarme; la naturaleza llama…
B – Ah, claro. Desea usted ir al toilette, por supuesto.
A – De ninguna manera. No me llama a mí, lo está llamando a usted. Noto visiblemente un temblor en los pantalones de su traje. Los dejo solos.
B – Ah, ya veo. Le agradezco me lo mencione. He dejado mi vejiga en “modo silencioso” a fin de no interrumpir tan ameno momento.


Acerca de la autora:
Virginia Cortés