sábado, 8 de junio de 2013

Multisex – Sergio Gaut vel Hartman



El sujeto, un biólogo por lo general muy poco respetado por sus colegas, quedó tan satisfecho con su desempeño sexual que pretendía figurar en el libro Guinness de los récords. Según él, la marca establecida en la primera noche de lujuria luego de permanecer encerrado en un laboratorio poniendo a punto un artefacto de su invención, no solo era la mejor de todos los tiempos en el mundo entero sino que significaba una ruptura drástica con cualquier evento análogo. Lo que queda por establecer es el valor del SIDE (sistema implantador de espermatozoides) y si efectivamente cada espermatozoide, individualmente considerado, puede ser tenido en cuenta como generador de un acto sexual. Las mujeres beneficiadas, aunque fueron muchas, opinaron, unánimemente, que no sintieron nada durante la operación, que el método usado era bastante estrafalario y que la pinza especial utilizada estaba muy fría.

Acerca del autor:
Sergio Gaut vel Hartman