martes, 18 de junio de 2013

Puro cuento – Sergio Gaut vel Hartman


—Mambrú se fue a la guerra y no sé cuándo vendrá —dijo la farolera.
—Ya podrías dejar de esperar —bufó Lemmuel Gulliver, su eterno pretendiente. Pero la farolera, evitó el inminente abrazo y salió a la calle como loca. Salió tan atropelladamente que tropezó con un baldosón que estaba fuera de su sitio y cayó de bruces. En ese momento, cansado al cabo de un día entero de ardua faena, el coronel Cañones salió del cuartel y vio a la farolera despatarrada en el suelo.
—¿Querés ser mi novia? —dijo Cañones.
—Mambrú se fue a la guerra y no sé cuándo vendrá —dijo la farolera, que no tenía mucha facilidad de palabra.
—No volverá —mintió el coronel—; lo enviamos en una misión suicida al Kurdistán turco.
—Entonces sí —concedió la farolera.

Acerca del autor:
Sergio Gaut vel Hartman