domingo, 2 de junio de 2013

Hasta que la muerte los separe - Carlos Rodríguez Arévalo



Cuando ella decía que no, él decía que sí, tuvieron que esperar la situación correcta para no contradecirse; no por que uno convenciera al otro, si no por que uno ya no pudo hablar. Lo último que ella dijo a él fue: “no te vayas”. Curioso por qué al final de todo él si contradijo y se fue sin decir palabra alguna.

Sobre el autor: Carlos Rodríguz Arévalo