martes, 6 de julio de 2010

Sin remedio - Javier López


—Sois todos una pandilla de aduladores. ¡Mentecatos, que no tenéis personalidad! ¿Cómo queréis que prospere así la empresa? ¿Dónde está vuestra iniciativa, vuestra capacidad creativa, vuestra...?
—Sí, jefe. Le cabe toda la razón. ¡Bien dicho!
—Eso es, jefe. ¡Así se habla!
—Bravo, jefe. ¡Un aplauso para nuestro jefe!

8 comentarios:

Claudia Sánchez dijo...

¡Ja,ja,ja! me gustó mucho y me hizo acordar al primer jefe que tuve:
-Pero Claudia, usted no piensa? cómo manda a pagar este impuesto antes del feriado?
- No, señor, es que yo pensé que...
- ¡Usted no piense! haga lo que le digo y punto.
- Sí señor.
Otros tiempos, claro.
Saludos!

Javi dijo...

Jajajaja, pues estos se sentían a gusto de esta manera, los pobres no daban más de sí.
Gracias, Claudia.

Salemo dijo...

Muy realista, Javi, pasa mucho este tipo de cosas.Y como dice Claudia, hay puestos de trabajo en los que pensar atenta contra los intereses de la empresa.
¡Excelente, patrón. Usted escribe cada vez mejor, por algo es colega y compatriota de Cervantes!

Javi dijo...

¿Eso es adulación? Jajaja!
La idea era ridiculizar a los que "hacen la pelota" (¿esa expresión es universal, o sólo la usamos aquí?) a los jefes. Ya no porque el jefe lo exige, sino porque piensan que esa es una forma de ascender. Sin embargo, no desarrollan ninguna otra faceta positiva en su trabajo.
Gracias, Miguel, por el comentario.

Salemo dijo...

Por aquí los términos para esas personas suelen ser "alcahuete" o "chupamedias". Y con respecto a la situación podría adaptarse un dicho campestre "siempre es bueno tener un palenque ande ( donde) rascarse".
Pero el experto campestre y de situaciones es Ranea. Veremos si se suma.
De nada, usted se lo merece como el que más, don Javier.

Javi dijo...

De veras Miguel, escuchándote me da una pena enorme de que Argentina haya quedado eliminada del Mundial. Así al menos sabría que tenés una alegría tan grande como la que yo tengo ahora. Ese Maradona se cargó a un gran equipo. Lástima.
Un abrazo.

Florieclipse dijo...

¡Cómo me reí! Me encantan tus cuentos, Javi. Felicidades.

Javi dijo...

No sabes cuánto me alegra, Carmen!
Gracias, un beso.