miércoles, 2 de junio de 2010

Enroque - David Moreno


Durante siglos fue legal el castigo físico en las escuelas con el objetivo de corregir las travesuras y desobediencias de los niños. Se les azotaba y golpeaba con correas y varas. Llegó un día en que estos métodos fueron prohibidos.
En la actualidad, la violencia en las escuelas está de nuevo presente. Y quizá llegue un día en que se prohíban como método de castigo hacia los profesores.

1 comentario:

Lur Ochoa García dijo...

Inquietante, cómo no serlo si este relato describe la terrible realidad.