domingo, 18 de abril de 2010

De columpios a mecedoras - Laura Elisa Vizcaíno


—Mañana que es mi cumpleaños quisiera una fiesta con globos, pasteles de chocolate, helados de vainilla y serpentinas. Ojalá que puedan venir mis amigas y toda la familia, tal vez me traigan regalos. ¡Cómo no le pedí a mamá ese vestido amarillo para usarlo en mi día!
—Vidita, tranquilícese, yo creo que ni sus nietos vendrán a verla. Mejor la ayudo a pararse.

2 comentarios:

Baizabal dijo...

Interesante.

Gab Mateosian dijo...

jajaja buenisimo.

pienso ke nunca hay ke perder las esperanxas ni ser coartados ni por la edad ni por las imcapacidades ke uno cree tener.

Saludos :)