domingo, 1 de agosto de 2010

Krater - Héctor Ranea


No se sabe qué lo llevó a destruirlo, y delante de un nutrido grupo de visitantes del Palacio de Maria Maddalena de’ Medici. Estaba, dicen los que lo describieron en sus diarios de viaje, contando las historias en el bello vaso de Ergotimos y Kleitias cuando de pronto, sin mediar otra palabra, lo destruyó, preso de la ira, rompiéndolo en cientos de piezas, pateándolo y aplastándolas como si estuviera en un loco combate. Algunos robaron fragmentos, otros trataron de entender los gritos del guía furioso y éstos aseguran que gritaba que no quería que Aquiles alcanzara a Troilo. Y de pronto, parece, entendió que sucedería si no lo impedía de manera drástica.

4 comentarios:

BRW DJ dijo...

Hola, intenté mandarte un correo a la dirección que aparece del lado derecho del blog pero me la marca como errónea. ¿Podrías regalarme la dirección correcta, por favor? Es importante.

De antemano gracias, y un saludo para todos los que hacen posible que este espacio se llene de minis que, está por demás decirlo, cada día adquieren más calidad.

Saludos.

Ogui dijo...

La dirección es sergiogvh@gmail.com está correcta. ¡Gracias por tu comentario!

Patricia dijo...

Excelente recreación del mito, excelente título. Los amantes de la mitología, de la etimología, y de la buena literatura, sumamente agradecidos.

Ogui dijo...

Gracias, Patricia!