viernes, 13 de agosto de 2010

Máxima expectación - David Moreno


La multitud murmuraba, atenazada por el miedo a lo desconocido. La hora del día señalado, por fin había llegado. Cuando la puerta de entrada a la biblioteca se abrió, se inició una incontrolada cadena de reacciones. Desde las estanterías, se vieron a las novelas más antiguas y experimentadas, tapar los ojos a sus fascículos y a las más jóvenes, ponerse nerviosas ante la elegancia y belleza del ejemplar que brillaba en el hall. Los ensayos más chulitos y orgullosos tuvieron que dar un paso atrás al sentir la batalla perdida. Y los tomos de las enciclopedias, sorprendidos, nunca habían visto nada igual. La presentación del libro electrónico dejó a todos con las tapas bien abiertas.

Tomado de: http://nocomentsno.blogspot.com

1 comentario:

Vengo a suspirar mis lanzos, ventano de tus debajas. dijo...

¿Crees que podrán reemplazar todo ese mágico mundo la tecnología? Esperamos que no. Felicitaciones por la creatividad. Un cordial abrazo hecho realidad.