martes, 7 de abril de 2009

Mentiras verdaderas - Diego Muñoz Valenzuela


Foto de Nanim Rekacz

MENTIRAS VERDADERAS
Diego Muñoz Valenzuela

Le dije que la amaba; le mentí. Con ojos lacrimosos y voz entrecortada, ella declaró que no podía vivir sin mí; mintió descaradamente. Respondí a su engaño con un apasionado beso, aunque no pensaba en ella. Simuló una pasión arrobadora y logró conmoverme. Me dejé conducir por su timo y le declaré amor sempiterno, indestructible, a sabiendas de la falsedad de mi promesa. El abrazo se traspasó de intensas emociones causadas por la ráfaga de mentiras mutuas. La cuestión es que nos hemos tragado esta quimera. Llevamos décadas hablando falacias, imaginando ímpetus que no existen y configurando un idilio tan embustero como inquebrantable. Otras parejas nos consideran ejemplo a seguir. Reímos cuando lo señalan; nos tomamos las manos y sonreímos satisfechos por la perfección de nuestra farsa.


Tomado de http://www.diegomunozvalenzuela.blogspot.com/


Otros cuentos de Diego Muñoz Valenzuela

http://quimicamenteimpuro.blogspot.com/2009/01/rehabilitacin-de-circe-diego-muoz.html

http://quimicamenteimpuro.blogspot.com/2009/01/cabeza-de-televisor-diego-muoz.html

http://quimicamenteimpuro.blogspot.com/2009/02/minificcion-diego-munoz-valezuela.html


3 comentarios:

Gilda dijo...

Hay tantas parejas así... a mí me dan tristeza.
Muy bien contado, me gustó mucho.

Florieclipse dijo...

La pareja del cuento tiene eso que yo llamo "Síndrome de la página de sociales".

Nanim dijo...

Excelente por forma y por fondo. Pero lo que más me atrajo fue esa conciencia perversa y la voluntariedad de sus actos.