lunes, 14 de septiembre de 2009

Ciertos pescadores sacaron del fondo una botella - Wislawa Szymborska


Ciertos pescadores sacaron del fondo una botella.
Había en la botella un papel, y en el papel estas palabras: "¡Socorro!, estoy aquí. El océano me arrojó a una isla desierta. Estoy en la orilla y espero ayuda.¡Dense prisa. Estoy aquí!"
-No tiene fecha. Seguramente es ya demasiado tarde. La botella pudo haber flotado mucho tiempo, dijo el pescador primero.
-Y el lugar no está indicado. Ni siquiera se sabe en qué océano, dijo el pescador segundo.
-Ni demasiado tarde ni demasiado lejos. La isla "Aquí" está en todos lados, dijo el pescador tercero.
El ambiente se volvió incómodo, cayó el silencio. Las verdades generales tienen ese problema.

1 comentario:

*Sechat* dijo...

El lenguaje más claro, puede ser de lo más ambiguo cuando el receptor no hace el más mínimo esfuerzo por comprenderlo. ¡Genial!