sábado, 13 de febrero de 2010

Ínfimos muros - J. Javier Arnau


Encerrado, entre ínfimos espacios que conforman un mundo, una galaxia, tal vez un Universo, de palabras sin explorar. La nave de la imaginación va descubriendo nuevos puertos y, quizás, ensanchando las fronteras de párrafos y viñetas.
Con el tiempo, realmente un pequeño desliz en la idea primigenia del creador, tal vez sea capaz de escapar a esta celda de minúsculas proporciones, a este calabozo de irrisorias pretensiones; tal vez no, y mi sino sea vagar eternamente entre acristalados muros de una cámara extempórea, fugaz destino de una mente que daría por bueno el ver un rayo de esperanza, un mínimo atisbo de certidumbre en su idea de crear un lugar más acogedor para sus hermanos en intelecto.

2 comentarios:

carlos de la parra dijo...

O empiezas a crear la afición a tareas intelectuales,como participar en la literatura o las demás artes;o resígnate a quedarte con la masa que mira como juegan la pelota uno millonarios.

JAVIER dijo...

De todas maneras Carlos,, no lo veo excluyente, tomandome a mí mismo como ejemplo ;)