sábado, 27 de febrero de 2010

No es mi día - Alejandro Ramírez Giraldo


Bebíamos animadamente en el bar un típico viernes de juerga después del trabajo. Ya estábamos ebrios cuando llegó Ricardo. Lo saludamos efusivamente y le pedimos una cerveza. Se sentó, taciturno. Parecía retraído, como si algo le impidiera integrarse en el ambiente. Promediaba la cerveza cuando dejó la botella sobre la mesa y sacó un revólver que traía oculto. Sacó el tambor y lo despojó de siete balas (¡dejó una!), hizo girar el tambor, lo hundió, se puso el revólver en la sien... y apretó el gatillo. Un clic seco, ecoico, que nos enmudeció de terror. Pero no hubo disparo, la bala no estaba allí.
"No es mi día", dijo. Guardó el revólver y continuó con su cerveza.

Tomado de: http://cuentominicuento.blogspot.com


Fotografía: Carmen Carrillo. Chatarra I.

Sobre el autor: Alejandro Ramírez Giraldo

2 comentarios:

Jesús Contreras dijo...

Hola. Pues menos mal que no fue su día. De haberlo sido, más trágico no podría haber sido. Me gustó el contraste.

Un saludo.

Javi dijo...

Buen cuento. Crudo como la vida misma.