lunes, 15 de noviembre de 2010

Estreno – Héctor Ranea


A decir verdad, ya caminaba bastante errático para ser lo que era, así que quienes vimos cómo caía no fue una sorpresa. Lo penoso fue que justo el bondi le pasó por encima de la cabeza. Se escuchó feo, el ruido a huesos rotos y eso.
De pronto, el tipo se levanta y desde un lugar cercano al cogote dijo
–¡Carajo, justo hoy que estrenaba cabeza de humano!
Recogió lo que pudo de su cráneo y no lo vimos más.

Imagen: Little Blue Tree, de sesfitts en deviantArt

2 comentarios:

Javi dijo...

Pero... ¿los humanos tienen cabeza?
Trataré de buscar la mía. Espero no habérmela dejado bajo un bondi.
Sorprendente como siempre, Ogui.

Ogui dijo...

Corazón de androide, cabeza de chorlito, el pobre andará a los tumbos por la vida... ¡Gracias, Javier!