lunes, 22 de noviembre de 2010

Filología - Carolina Fernández G.


Lo nuestro rompe con la gramática tradicional, viola las leyes de la sintaxis y supera la lingüística clásica. La elipsis ya es explícita y el sujeto tácito salta a la vista. Tus ganas riman con las mías y aunque no seamos unimembres, nada separa nuestros núcleos que se fundieron en el contexto narrativo del asunto. Las acciones son infinitivas, imprecisas, sin pretéritos. Y menos los futuros, que se empeñan en quedarse para siempre en el presente o viceversa. A veces confundo los pronombres, sin saber hasta dónde llego yo, sin ser vos o nosotros, y me brotan los posesivos celosos, dominantes, autoritarios, aplastando con dureza cualquier sinónimo imprudente, para que seas mío, solamente mío sin ningún circunstancial de compañía.

4 comentarios:

Javi dijo...

¡Bravo!
Me encantó.

Claudia Sánchez dijo...

Es fantástico! y no me canso de leerlo una y otra vez. Te felicito Caroline! Besos

Víctor dijo...

Maravilloso, Carolina. ¿Dónde puedo leer más textos tuyos?

Carolina dijo...

Muchísimas gracias, gente.
Me inyectan ganas
Los abrazo