lunes, 26 de enero de 2009

De Césares, Napoleones y Bushes - Paola Cescon


DE CÉSARES, NAPOLEONES Y BUSHES
Paola Cescon

Juanito se pone el pantalón, cierra la puerta de la pieza en donde Mimí atiende sólo a debutantes, y corre en búsqueda de su tío a quien encuentra embelesado con los pechos de una morena que le hacía arrumacos.
—¡Tanta alharaca por “esto”! — le espeta con la desilusión marcada en el rostro. El tío sonríe y paga a la Madama. Lo toma comprensivamente del hombro y salen. Caminan un par de calles hasta que un: —Sobrino, ya verás, es sólo cuestión de práctica —rompe el silencio. Juanito lo mira incrédulo. Recuerda cuando el tío le contó que, obnubilados por “eso”, muchos hombres habían torcido el rumbo de la historia.

2 comentarios:

Florieclipse dijo...

Sí, muchos han torcido el rumbo de la historia y a otros les han torcido parte de la anatomía jeje.

Nanim dijo...

En pocas palabras, mucho contenido.