martes, 6 de enero de 2009

Cuando él se duerme - Ana Cristina Rodrigues


CUANDO ÉL SE DUERME
Ana Cristina Rodrigues

La Luna desaparece del cielo y la fatiga se apodera de mi cuerpo. Las piernas y los brazos me duelen por la loca carrera. Tengo la garganta arañada por los aullidos dementes, la boca sangrante y los labios rasgados por las presas recogidas. Caigo; torpeza y sopor en mis sentidos. Pero la luz invade el mundo de nuevo. La Luna comienza a despuntar, la fatiga se va y el monstruo que llevo en mi interior regresa, poco a poco, arrastrándose dentro de mí, abriéndose camino con garras y presas afiladas.
Entonces apareces, envolviéndome con tus brazos plateados. Y me sujetas hasta que él se duerme...

Título original: Até que ele durma
Traducción del portugués: GvH