martes, 20 de octubre de 2009

Palabra de Ángela - Esteban Dublín


Aunque cueste creerlo, en medio de las figuras celestiales hay un ángel que vela porque el significado de las palabras se respete. Su trabajo es arduo y basta conocer sus labores para determinar por qué: no sólo debe cuidar que la palabra empleada diga lo que indica su acepción, sino que el valor moral del vocablo se respete como debe ser. Cada vez que alguien viola alguna de estas normas, sea cual sea su situación, el ángel quita un trozo de una nube, lo aparta en un rincón para indicar el "pecado" del mortal y así poder establecer el estado futuro de su alma. Si alguien le echara un vistazo a los trozos, fácilmente se daría cuenta de que los periodistas están condenados al Limbo y los políticos, definitivamente, al Infierno.

Tomado de: http://estebandublin.blogspot.com/

2 comentarios:

Javi dijo...

Fantástico, Esteban.
A los políticos podrían condenarlos al infierno por muchas más cosas, pero ésta es una de ellas.

Esteban Dublín dijo...

En todo caso allá van a llegar, Javi. Razones es lo que hay para condenarlos.