jueves, 27 de mayo de 2010

Escena hogareña - Sergio Astorga


La alcachofa confundida en verdes dispares, se apoyaba en la mesa con un mutismo florido, alcanzando  a la luz del quinqué, desenvolturas nada apetecibles. El trayecto de la canasta al vinagre le fue indiferente; hasta  que una mano insertó pequeños trozos de queso, que se acomodaban irregulares tras las hojas.
La alcachofa se enfadó hasta el grado de la amargura, y al estar a punto de ser comida se estremeció indecorosa, enseñando entre sus faldones, gusanos  rechonchos y satisfechos.

Ilustración: "Campo de alcachofas" (detalle), de Francisco Sebastián



Tomado del blog Antojos

Acerca del autor:
Sergio Astorga

2 comentarios:

siempreconhistorias dijo...

Fascinante texto, Sergio. Gracias Quimicos Impuros por traerlo.
Saludos,

sergio astorga dijo...

Impuros saludos y químicas gracias.

Abrazos en tubo de ensayo.
Sergio Astorga