domingo, 28 de marzo de 2010

El monstruo del armario - Rita Vicencio


Marcos estaba cansado de no poder dormir bien. La misma historia cada noche, la misma interrupción, los mismos gritos y llanto desesperados. Cansado de tanto drama se decidió y entró a la habitación de su hijo pistola en mano, cartucho completo cargado. El pequeño de 5 años le miró lloroso, hasta que su padre le tendió el arma y le dijo que ya era hora de ponerle un alto al monstruo del armario. La sonrisa del niño, y su alivio, fue todo un poema.

Esa madrugada se oyeron, en lugar de llantos y gritos desesperados, tres tiros secos en la habitación de al lado. Marcos sonrió satisfecho pensando que, de ahora en adelante, por fin podría conciliar el sueño.

A la mañana siguiente acudió contento a la habitación del niño, que dormía a pierna suelta, y procedió a buscar un abrigo para llevarle a visitar a los abuelos. El horror vino cuando descubrió el rastro baboso y sanguinolento que se perdía en el fondo del armario hasta un hueco de la madera. A partir de esa noche, Marcos es quien duerme con la pistola amartillada.

Tomado del blog: http://saborajenjo.blogspot.com/

3 comentarios:

Alejandro Castroguer dijo...

Me ha gustado. Marcos, el hijo y el monstruo. Y no se sabe muy bien qué sucederá con la pistola amartillada. Muy intrigante. Enhorabuena, Rita.

axxonita dijo...

Éste está bueno. Un Pixar negro.

Errantus dijo...

Que bueno que les haya gustado. ;)