martes, 1 de marzo de 2011

Los buenos días - José Manuel Ortiz Soto


Me despertó la punzada en el oído mezclada con tu nombre. Tu sabor era tan real que supuse era el remanente de un sueño e hice todo lo posible por rescatarlo del olvido. Habría sido preferible dormir otro rato: fue terriblemente doloroso verte salir entre un estruendo de dientes rotos y luxaciones maxilares, tomar tu ropa y marcharte después como si nada.

4 comentarios:

El Titán dijo...

Me encantó, muy poético, frases muy bien hechas y agradables...

Javi dijo...

Muy buena idea, bien plasmada en esta mini.

josé manuel ortiz soto dijo...

El Titán, gracias por tu lectura. Yo creo que la minificción está hermanada con la poesía. Un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Javi, un gusto tu lectura.
Un abrazo.