miércoles, 26 de enero de 2011

Ganado en buena ley – Sergio Gaut vel Hartman


—Muy bueno. Toda una lección de reciclaje.
—¡Genial!
—¡Me gustó mucho!
—Ingenioso.
Los saludos obsequiados al ganador de la Bienal de Arte Contemporáneo solo sirvieron para aumentar su perplejidad. Él se había limitado a amontonar la basura junto a la estatua de Fauna y no contaba con que un psicoanalista lacaniano hubiera visto en el conjunto que la verdad tiene estructura de ficción y que un junguiano dedujera la relación del grupo escultórico con los extraterrestres arquetípicos que visitan la Tierra desde la más remota antigüedad. Cuando el recolector de desperdicios trató de explicar la situación, los defraudados espectadores llamaron al loquero y enterraron al impertinente bajo una tonelada de ribotril, que fue comprada con el dinero del premio.

3 comentarios:

El Titán dijo...

soberbia crítica de arte Sergio...
un abrazo...

Javi dijo...

Este Titán tiene la costumbre de hacer el comentario adecuado, con lo cual, el que llega detrás, no tiene más que decir...
Un abrazo a los dos.

El Titán dijo...

Bueno, don Javi, no sea tan modesto que sus comentarios se las traen...