lunes, 2 de febrero de 2009

Merecido - Sergio Gaut vel Hartman



Los ateos se llevan una sorpresa al morir. Porque existen el infierno, el purgatorio y el paraíso: son las plantas de procesamiento, depósitos y oficinas de unos seres originarios de Tau Ceti. Desde que los seres humanos habitan el mundo, los cetianos se dedican al reciclado de muertos, aprovechando las partes “espirituales”. Fueron ellos quienes sembraron la Tierra de religiones, contradictorias entre sí, pero todas funcionales a sus intereses. Los cetianos graban los recuerdos de los ateos y con esa energía impulsan sus naves interestelares. Pero los creyentes también son aprovechados. Los cetianos, que poseen un humor refinado y cruel, envasan en cápsulas los sentimientos religiosos y luego los proyectan en sus pantallas de tridi para solaz de los espectadores de su mundo. El programa se llama Pío.pío y es conducido por el famoso Titau Cetinelli, a veces también llamado la Rata Cantora.

7 comentarios:

Ogui dijo...

Sutil, como siempre. Veo que estamos empeñados en el problema de la energía para propulsar naves... además de esa cosecha, los de Tau Ceti (la ballena) querrán algo de nosotros?

El Titán dijo...

muy buen texto...
yo creía esto-algo parecido-.
los dioses se divierten con nosotros...somos muy simpáticos...

Pedro Belushi dijo...

Muy bueno :-)

Anónimo dijo...

Se nota que usted tiene una espina religiosa clavada que bien servirá de drama (o comédia) en el capitulo 443 de Pio.Pio

Sergio Gaut vel Hartman dijo...

Señor Anónimo: más que una espina, para mí la religión es una pluma que me hace cosquillas. Es decir: me produce hilaridad la mayor parte del tiempo y luego me termina fastidiando.

Anónimo dijo...

Interesante, a mi la religion me parece fascinante, al mismo tiempo que el ateismo, entre las dos tratan de demostrar algo que no puede explicarse sin la existencia de la Fe, para ambos casos ¿no coincide ustede con eso?

Nanim dijo...

El humor es una herramienta fabulosa para describir lo trágico.