miércoles, 19 de agosto de 2009

Por imitación - Angela Schnoor


Seres gigantescos tiraban a los niños en poderosas y destructoras máquinas, triturándolos para producir alimentos. Las mujeres, confinadas en celdas inmundas, eran inoculadas con hormonas artificiales que obligaban a sus cuerpos a producir óvulos y leche en abundancia. Los alienígenas habían observado muchas películas sobre los procedimientos que utilizaban las industrias agro-ganaderas para procesar los animales del planeta conquistado.


Título original: Por imitação
Traducción del portugués: GvH

5 comentarios:

Angela dijo...

Grata Sérgio!
Escolheu uma história tão aterradora...

Sergio Gaut vel Hartman dijo...

Agradecidos nosotros, Angela, por tus magníficos aportes. Actualmente hay un traductor ocupándose de tus cuentos, por lo que te tendremos más seguido entre nosotros.

Nanim dijo...

Impactante, Angela. Hacemos a otros seres vivos cosas que, si nos las hicieran, serían horrorosas.
Peor aún: las hacemos.

Angela dijo...

Encantada por tanto cuidado e atenção, caro Sérgio!

Angela dijo...

Sim, Nanim,
por vezes me desgosta muito ser "humana"!