viernes, 21 de agosto de 2009

Vida pública - Laura Elisa Vizcaíno




Nació en un mercado, se divirtió oliendo a la gente del metro, su lugar favorito eran los baños, conoció todos los restaurantes y tomó el sol en 62 parques. Se sentía tan popular que con mucha seguridad entró a la casa más alumbrada de la zona. Y de repente ¡zaz! el matamoscas le aplaudió su fama.

Tomado de: http://ficcionminima.blogspot.com/

3 comentarios:

Angela dijo...

Que bom!

Nanim dijo...

Gracioso y me gustó eso de "le aplaudió la fama".

Manco Cretino dijo...

Y bue', la buena vida tiene su fin.
Bah... la mala también, el tema es que parece más larga.
Calculando... Manco Cretino