sábado, 21 de junio de 2008

Volar como las aves - Adriana Alarco de Zadra


En el País de las Maravillas le obsequiaron una chistera. Se la encasquetó sin miedo y decidió volar. Para eso hacía parte de un cuento.
Observó que el sombrero energético que llevaba en la cabeza lo impulsaba hacia lugares más altos, más peligrosos, más abruptos. Desde la perspectiva de las aves, no sentía el viento entre los dedos, ni en la cara, ni tenía miedo de la altura. Cuando Wright se quitó el sombrero, estaba aún sentado en el sillón.
—¡Albricias! —le gritó su hermano—. ¡Has inventado un nuevo modo de viajar!

Sobre la autora: Adriana Alarco de Zadra