jueves, 17 de febrero de 2011

Fe de erratas – Javier López


Una vez encontré una hojita entremetida en un libro que tengo en casa, titulado "Los tabúes en la sociedad occidental". Era un anexo con la fe de erratas, que nunca había visto antes, pese a que el volumen llevaba tiempo en mi biblioteca y lo había leído en más de una ocasión y ojeado en varias más.
Siempre me sorprendieron algunos errores que parecían inadmisibles, tratándose de una obra de un autor reconocido y de una editorial de prestigio: palabras que ocupaban lugares que no les correspondía, errores de sintaxis e incluso párrafos incompletos.
Al leer la fe de erratas, me sorprendió su contenido: "Si hay algo imperfecto en este libro, lector, está en el prejuicio de tu mirada".
Volví a leerlo de nuevo y, misteriosamente, los errores habían desaparecido. De la hojita que contenía la fe de erratas, no volví a saber nunca más.

4 comentarios:

El Titán dijo...

Esto es teoría literaria pura,JAvi, brillante...

Javi dijo...

Gracias, Esteban!
Tú sabes bien cómo se gestó este cuentito...

Ogui dijo...

Bien, Javier! Ojalá lo que yo escribo tuviera una fe de erratas tan fiel a mí...

Javi dijo...

Lo que tú escribes no necesita fe de erratas, Ogui. Te lo dice un... vaya iba a decir Titán, pero eso ya lo dice Esteban, jajaja.
Un abrazo.