martes, 12 de abril de 2011

El cuervo con cara de mujer - Jesús Ademir Morales Rojas


Tras escapar del ataúd, Poe encontró a Lovecraft perdido en la mansión vacía. Deambularon durante mucho tiempo en busca de la llave de plata, que había hurtado aquel cuervo con el rostro de Virginia. Al final, en aquella extraña habitación tapizada de piel de gato negro, encontraron la llave, entre plumas, huesos y dientes de mujer. Cuando Poe intentó tomar la llave, el Gran Cthulhu salió del vientre de Lovecraft, en una explosión de vísceras y sangre. Hizo pedazos al poeta, y escapó con la llave de plata. Los restos de Poe, esparcidos por el suelo, comenzaron a licuarse y a reunirse: pronto Valdemar recuperó su auténtica forma, resignado a buscar de nuevo. Usher detrás de los muros se burló de ellos y volvió de nuevo a las entrañas de su hermana silenciosa.

3 comentarios:

Sucede dijo...

Jesús, me ha encantado!
Enhorabuena!

si quieres pasa por mi blog
Que no me canso de ser

Un abrazo!!!

Alhami dijo...

.


...realmente subyugante... aunque no se puede negar que es sumamente tétrico

Saludos de Alhamí

http://sucubos30.blogspot.com

TratoHecho.com dijo...

Mil gracias amigos. Son muy amables!!