lunes, 11 de mayo de 2009

La grieta - José Vicente Ortuño


LA GRIETA
José Vicente Ortuño

Sin previo aviso se abrió una grieta en el universo y la realidad comenzó a escaparse por ella. El creador de mundos intentó de arreglar la rotura e hizo todo lo que estuvo a su alcance, probó todo tipo de materiales para sellar la fuga, pero todo fue inútil, el tejido del universo es difícil de manipular sin las herramientas adecuadas.
La grieta se hacía cada vez más grande y la realidad fluía a su través a gran velocidad. Incapaz de arreglar el desperfecto por sí mismo, el creador pensó en solicitar ayuda a un especialista. Era difícil dar con uno que acudiese en día festivo y el creador no pudo hacer nada más que contemplar, impotente, como su obra se escapaba hasta que desaparecer por completo. Entonces maldijo a los fontaneros, porque nunca se encuentran cuando se les necesita.

5 comentarios:

Nanim dijo...

Seguramente era domingo o feriado.
Interesante este cuento en el que la nada no ha sido creada.

Ogui dijo...

Bueno... un día de descanso tienen que tener todos! Que cree otro Universo si es capaz.

Ogui dijo...

Tal vez los agujeros negros sean conexiones con universos paralelos y no vayan a la nada sino a "lo otro" las cosas que pierde el Demiurgo. O sea, el fontanero que no aparece, es cómplice del del otro lado. Haríamos bien en preguntarnos qué pueden querer del otro lado de lo que tenemos nosotros?

Nanim dijo...

O tal vez, querido Ranea, esos agujeros no son más que cloacas y este mundo, apenas los detritus del otro.

Florieclipse dijo...

Interesante lo que plantea Ogui. Me gustaría saber qué ocurriría si en "lo otro" se abriera una grieta... ¿hacia dónde se iría el contenido?
¿Y si al contrario de lo que dice Nanim, este mundo no fuera sino la cloaca de otra realidad que se ha infiltrado por algún agujero negro?

To meditate on this I will, diría Joda.